Aprobado Presupuesto 2015 en Torremolinos

APROBADO EN PLENO EL PRESUPUESTO DEL AYUNTAMIENTO DE TORREMOLINOS PARA 2015, QUE ASCIENDE A 100.155.913 EUROS

(Prensa Ayto Torremolinos) El alcalde de Torremolinos, Pedro Fernández Montes, ha calificado esta mañana los Presupuestos para 2015, que ascienden a 100.155.913 euros, como «realistas», en la medida en que se ajustan a los ingresos que va a tener el municipio y los gastos que deberá afrontar; «progresistas», por cuanto Torremolinos «no se va a quedar parado y va a continuar avanzando con nuevas iniciativas y mejoras», y «sociales y solidarios», porque «tienen en cuenta a los más necesitados».

El primer edil explicó que el Equipo de Gobierno que preside rechazaría las respectivas enmiendas a la totalidad planteadas por los grupos de la oposición, que hicieron uso una vez más del conocido argumento de supuesta falta de transparencia en las cuentas municipales como ejes de sus posiciones políticas, e hicieron también argumento de la supuesta falta de tiempo del que habrían dispuesto para el análisis del Presupuesto.

En este sentido, precisamente, aparecería un rotundo desmentido del propio alcalde a lo denunciado por el PSOE a través de un periódico provincial, donde se publicó que la oposición sólo dispuso de seis horas en 21 días para acceder a todo el soporte documental de los Presupuestos, siendo la verdad que el PSOE hizo uso únicamente de seis horas de trabajo de acceso a la documentación, pese a haber dispuesto de ocho horas diarias durante los ya citados 21 días.

Begoña Romero (IU) expresó dudas sobre la estabilidad presupuestaria del Ayuntamiento, hasta el punto de situar a la institución «en el filo de la navaja» en este sentido, y su compañero de grupo Félix Martín expresó sus temores «por la herencia que vamos a recibir», considerando «opaca» la gestión municipal en materia económica.
Por su parte, el portavoz socialista, José Ortiz, consideró que el Presupuesto 2015 es «un corta y pega» del anterior y defendió un «Presupuesto consensuado», además de criticar el nivel de cumplimiento de las cuentas del año que está a punto de acabar, reclamando puntialmente cambios específicos en algunas partidas y, de modo global, «una gestión más eficaz y clara».
Las intervenciones anteriores tuvieron una primera respuesta en la intervención del portavoz del Grupo Municipal del PP, Ramón del Cid, quien recordó y valoroó la permanencia, un año más, de las subvenciones municipales a los empadronados y a los colectivos sociales más desfavorecidos, poniendo el acentro, en este sentido, en los incrementos habilitados en diferentes capítulos de una directa incidencia social.

En este contexto, entre otros aspectos, lamentó que la oposición se muestre especialmente reivindicativa en algunos apartados, como la situación de falta de saneamiento en Cañada de los Cardos, cuando la Junta de Andalucía, por ejemplo, «no ha invertido ni un solo euros de los casi 4 millones de euros que ha obtenido de los ciudadanos de Torremolinos en el famoso canon aplicado en la factura del agua».

Tampoco faltaron en esta intervención referencias puntuales a los déficits acumulados de la RTVA y a su extraordinario presupuesto, frente a las críticas planteadas al capítulo que el Ayuntamiento dedicará en 2015 a Torremolinos Televisión. Además, Ramón del Cid recordó a Izquierda Unida la monumental deuda que dejaron al primer gobierno municipal del Partido Popular, a modo de incongruencia respecto a las actuales inquietudes manifestadas ahora por la oposición respecto al futuro de la economía municipal.

En el intenso debate, lógicamente, se pusieron sobre la mesa discrepancias puntuales respecto al tratamiento presupuestario otorgado en diferentes partidas, y fue finalmente el alcalde, Pedro Fernández Montes, quien cerró la controversia, primero, haciendo referencia exacta a los niveles de cumplimiento de las cuentas municipales acreditado por la Cámara de Cuentas, que reconoció un cumplimiento de Torremolinos del 94,3 por ciento, frente a niveles muy inferiores de otros ayuntamientos de nuestro entorno y, sobre todo, de municipios gobernados por el PSOE en solitario o junto a IU u otras formaciones, casos de La Línea de la Concepción (50 %), Sanlúcar de Barrameda (67 5), Linares (81 %), Utrera (63 5), etcétera.

Inmerso ya en el análisis con detalle del Presupuesto, Pedro Fernández Montes destacó que de los 42.000.000 de euros previstos como ingreso para 2015 por el IBI, 6,5 millones deberán descontarse por aplicación de las subvenciones a los empadronados, rechazando la «falacia» de considerar que Torremolinos tiene el IBI más caro de España en base a que la revisión catastral de Torremolinos se hizo en 1991, cuando los pisos tenían un valor muy inferior, ya que comenzaron a ver incrementado su precio de forma exagerada a partir de 2004 y hasta 2008.
«Precisamente para compensar la antigüedad de nuestrso valores catastrales –dijo el alcalde-, el Catastro ha aumentado el valor de los inmuebles en un 10 por ciento, y para evitar subir el IBI ese 10 por ciento ya hemos aprobado rebajar el porcentaje del 1,16% que aplicábamos al valor catastral al 1,06 por ciento, para que no haya una nueva subida».

El alcalde resaltó una vez más la importancia de los recursos procedentes del PIE (Participación en los Ingresos del Estados por la nivelación de Servicios), consecuencia exclusiva de los empadronados en el municipio, y señaló que los servicios generales, en cambio, han de prestársele a todos los ciudadanos, de ahí la justicia y lógica de las subvenciones «aunque algunos se empeñan en no querer comprenderlo, y critican que sigamos subvencionando el IBI a nuestros vecinos empadronados».

Por último, en este capítulo de ingresos, Pedro Fernández Montes se preguntó «¿Cuándo vamos a recibir de la Junta de Andalucía el dinero que le manda Madrid?», y explicó al respecto que, igual que en 2012 fueron 2.800.000 euros, y para 2013 y 2014 otros 60 millones de euros más en cada año, los municipios andaluces, y en concreto Torremolinos, siguen padeciendo el incumplimiento de la Ley por parte de la Junta de Andalucía al no incrementar las partidas, que en el caso concreto de nuestro municipio serían de 350.000 euros en 2013; 700.000 en 2014 y otros 700.000 euros para 2015. «Es decir –puntualizó-, que hasta el momento nos están quitando 1.750.000 euros».

El alcalde rebatió puntualmente las críticas puntuales a diferentes partidas y, en lo que se refiere a la tan traída y llevada deuda con Málaga, «ésa –señaló- que tanto les preocupa a ustedes», dijo en tono irónico a la oposición, afirmó que «las sentencias están para acatarlas, pero es una sentencia injusta, porque ha sido en base a las cuentas presentadas por Málaga, sin tener en cuenta las presentadas por Torremolinos, que en lugar de tener que pagar a Málaga, se demuestra que es Málaga la que tendría que pagar a Torremolinos».

En todo caso, informó de que «tenemos recurrido el asunto, con argumentos bastante sólidos, ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en Sevilla, por estimar que es competente». Aún así, añadió que «empezaremos a pagar esa deuda en 2015, por un periodo de tiempo a determinar, para que la carga de su pago sea lo menos lesiva y lo más asumible posible en nuestros presupuestos, y por su puesto, todo ello sin perjuicio de lo que en su día pudiera decidir el TSJA en Sevilla».
Pedro Fernández Montes puso el acento también en la vertiente social del Presupuesto 2015, citando algunas de las atenciones permanentes que, en este ámbito de los servicios sociales, soporta y asume el Ayuntamiento pese a que, en muchos casos, se trata de competencias directas del Gobierno Autonómico.
«Este Equipo de Gobierno –recalcó- puede decir que tiene una gran sensibilidad social con los más necesitados; que Torremolinos es un municipio solidario, y que el patrimonio de lo social sólo lo tiene quien lo demuestra practicándolo».

El alcalde acusó a la oposición de faltar a la verdad respecto al tiempo y posibilidades de acceso a la documentación municipal, y fue también muy claro en que ello se hace en los plazos y modos reglamentarios: «¿Por qué –afirmó- no dicen la verdad cruda y dura de que sólo dedicaron seis horas de los 21 días que tuvieron toda la documentación a su disposición, no se si por vagancia o por ineptitud, o por ambas cosas a la vez?»

En cuanto al capítulo de gastos, el primer edil pormenorizó sobre el gasto de Personal, respecto del cual recordó la positiva negociación con los sindicatos que evitó el despido de 40 trabajadores municipales; resaltó igualmente la importante inversión que se realiza en materia de alumbrado público, lo que justifica la importante aportación para la compra de lámparas LED, que permitirá reducir el consumo y garantizará más duración de las mismas; los 290.000 euros destinados a Parques y Jardines, que incluyen las nóminas de los 75 trabajadores adscritos al mantenimiento «del municipio más verde de la Costa del Sol»; la inclusión de 1.097.000 euros para Educación, cantidad de la que el 83 por ciento se destina a limpieza de los colegios y el resto a reparaciones no estructurales, y los 300.000 euros con los que se paga a 12 conserjes, «siendo los colegios competencia exclusiva de la Junta de Andalucía, y ya va siendo hora de que cada cual afronte los gastos que le corresponden».

Por último, Pedro Fernández Montes significó el gran esfuerzo municipal en el ámbito de la Cultura, tanto a través de la Universidad Popular de Torremolinos como en el desarrollo de un ambicioso programa de actividades que incluye espectáculos de primer nivel de ópera, zarzuela, conciertos sinfónicos y teatro, entre otros, y el Turismo, ámbito respecto al cual lamentó el «acoso» permanente de la oposición municipal, recordando que, en todo caso, «tener una ciudad limpia, relativamente segura, bien iluminada, con muchos parques y jardines, con las mejores instalaciones deportivas de Andalucía y un Palacio de Congresos en pleno funcionamiento» es sin duda hacer también turismo y promocionar nuestro municipio, reiterando la condición de «realista, progresista, social y solidario» del Presupuesto municipal para 2015 que confió en que sean de utilidad para seguir manteniendo al municipio en los actuales niveles de desarrollo económico y de bienestar social.

Print Friendly, PDF & Email