Ayuntamiento de Fuengirola, pionero en utilizar técnicas de lucha biológica para el control de plagas en zonas verdes

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 42 segundos

Control de Plagas Biológico 2

(Prensa Ayto Fuengirola) Se realizan sueltas controladas de insectos, inocuos para el hombre, para acabar con las colonias que pueden dañar las zonas verdes.Hasta el momento 800 árboles han sido objeto de este tratamiento, aunque de manera gradual se espera llegar a los más de 16.000 que hay repartidos por el término municipal.

La concejala de Zonas Verdes y Jardines del Ayuntamiento de Fuengirola, Dolores Buzón, ha informado sobre las nuevas técnicas de lucha biológica para el control de plagas en áreas verdes que se vienen aplicando en la ciudad. Se trata de unos métodos pioneros, con los que se pretende evitar el uso de plaguicidas y además controlar los posibles inconvenientes que pudieran acarrear los métodos más tradicionales.

Según ha señalado, la aparición de una nueva normativa sobre el uso sostenible de fitosanitarios y la voluntad del equipo de gobierno de evitar, en la medida de lo posible, el uso de pesticidas químicos en dichas áreas, ha llevado al servicio municipal de Parques y Jardines a incluir las nuevas fórmulas de control biológico de plagas en el mantenimiento de las áreas verdes, en colaboración con la empresa Sostenalia. De hecho, en la rueda de prensa también ha estado presente Carlos Alba, director técnico de dicha entidad, la cual a su vez está formando a los operarios municipales.

«Siempre estamos poniendo el práctica nuevos métodos de control porque nos preocupa, y mucho, el estado de las zonas verdes de nuestra ciudad. El mantenimiento es continuo y pormenorizado, pues disponemos de un gran equipo», ha explicado Buzón.

La edil ha explicado que estas técnicas básicamente consisten en la suelta controlada de otros insectos, inocuos para el hombre y el medio ambiente, los cuales tienen como función parasitar o depredar las plagas que afectan al arbolado y/o a los jardines de la ciudad, que pueden producir daños tanto en las plantas como en su entorno, especialmente por la generación de maleza y suciedad. De esta manera se realiza un control exhaustivo y se evita que se puedan producir daños tanto en los árboles como en los arbustos.

Por su parte, el responsable de dicha empresa ha señalado que este sistema tiene varias ventajas, como son las siguientes: se evita el uso de pesticidas químicos tóxicos y contaminantes; son inocuos para el hombre; no produce alteraciones en la vida de la ciudad al no tener que cerrar, por ejemplo, las zonas a tratar para llevar a cabo las labores; y a medio plazo permite restablecer el equilibrio natural de los ecosistemas.

Hasta el momento, tal y como ha explicado el representante, se han tratado unos 800 árboles, lo que ha supuesto la suelta de unos 6.000 insectos que casi no se pueden visualizar, pues su tamaña es casi microscópico. Las sueltas se realizan tras realizar unos estudios previos y determinar cuáles son las medidas a tomar y los insectos necesarios. También se analizan los resultados. «Se puede tratar cualquier tipo de árbol y arbusto. Hasta ahora llevamos 800, pero nuestra intención es llegar a los más de 16.000 árboles con los que contamos en Fuengirola», ha concluido Buzón.