La exposición «Nuestros años en la EGB» se amplía hasta el 16 de agosto y a partir del 1 de julio cambia su horario de visitas

Expo EGB detalles 4

El nuevo horario será el siguiente: de martes a viernes de 18:30 a 22:30 horas y sábados y domingos de 11:00 a 14:00 y de 18:30 a 22:30 horas.El Ayuntamiento va a distribuir 20.000 flyers para difundir la exposición entre turistas y veraneantes.

(Prensa Ayto Fuengirola) El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Fuengirola, Rodrigo Romero, ha ofrecido una rueda de prensa para informar de la exposición «Nuestros años en la EGB», que hasta la fecha ha recibido más de 10.000 visitas y que el Ayuntamiento ha decidido prorrogar hasta el próximo 16 de agosto. «Visto el éxito que está teniendo hemos decidido ampliar la muestra durante el verano para que los turistas que nos visitan puedan disfrutar de ella y se convierta en un çatractivo más de nuestra ciudad», ha explicado Romero.

De esta forma, la exposición «Nuestros años en la EGB» cuya fecha de clausura estaba programada para el día 28 de junio, se prorroga y a partir del día 1 de julio cambiará también su horario de visitas, pasando a abrir sus puertas de martes a viernes de 18:30 a 22:30 horas y sábados y domingos de 11:00 a 14:00 y de 18:30 a 22:30 horas. Romero ha anunciado también que para difundir la exposición entre los veraneantes y turistas «hemos editado 20.000 flyers con información actualizada de la muestra que se van a repartir en edificios municipales y establecimientos hoteleros de nuestra ciudad».

El edil ha destacado el éxito que está registrando la muestra, que hasta el momento ha sido visitada por un total de 10.219 personas, y cuyas actividades organizadas de forma paralela a la exposición (ciclo de cine, conferencias y representaciones de microteatro) han contado con la participación hasta el momento de 940 personas. En cuanto a las visitas concertadas, el edil ha explicado que hasta ahora han pasado por el Museo 39 grupos entre colegios, institutos, talleres, asociaciones y otros colectivos como un grupo de invidentes de Barcelona, dos grupos del Centro Terapéutico de Entrerríos o 50 personas de Aguilar de la Frontera (Córdoba).

Con esta exposición se pretende realizar un repaso a las décadas de los 70 y 80, periodo en el que se desarrolló la denominada como Educación General Básica (EGB). Pero no sólo se habla del colegio, pues en el recinto museístico se han recreado desde una cocina a un salón de la época, pasando por vitrinas con juegos recreativos, máquinas de escribir, discos y vehículos. Hasta en una de las salas se puede ver una recreación de la mítica tienda de discos Euterpe, todo un símbolo de la cultura de Fuengirola que cerró en el año 2007.
Se trata de una muestra participativa. Y es que un par de meses antes de la inauguración desde el Ayuntamiento se hizo un llamamiento para que se cediesen objetos de aquellos años y así recrearlos hasta el mínimo detalle. La respuesta fue inmediata, pues se consiguieron más de 1.500 objetos, por lo que se apostó por hacer una muestra viva que va cambiando de manera continua para sorprender al público.

En este sentido, el concejal de Cultura ha explicado que «se trata de una muestra muy dinámica, que no para de cambiar, con objetos que se van renovando por otros, y donde había muñecos de Pin y Pon ahora hay Barriguitas, también se ha incorporado un espacio dedicado a los Masters del Universo y otro a Heidi, por citar algunos ejemplos».

El recorrido comienza con una cabina original de la época que ha sido cedida por Telefónica y con un gran photocall que se ha creado expresamente para la ocasión. Todo esto está colocado justo a la entrada del Museo, por lo que sirve como verdadero reclamo para la exposición. Una vez dentro del edificio, en la sala de información hay dos vitrinas; una con televisores antiguos y otra con cámaras, como la Polaroid One Step de 1977 que revelaba y positivaba la imagen en sólo 60 segundos, o el tomavistas de 8 milímetros Euning a cuerda y con tres lentes.

Justo delante hay unas máquinas de escribir que hacen las veces de libro de visitas, pues el público puede dejar sus impresiones sobre la muestra en ella. También hay un panel cronológico con los acontecimientos más relevantes ocurridos entre 1970 y 1990.

Ya en la sala conocida como «audiovisual» o sala 1 hay un rincón de la tienda de discos Euterpe, un establecimiento mítico de calle Marbella que fue fundado en febrero de 1982 y que estuvo en funcionamiento hasta 2007. Sus dueños fueron los promotores de La Noche Rosa, un festival musical por el que pasaron grupos míticos como Mecano o Héroes del Silencio. Junto a este rincón musical hay otro con monedas de la época, una exposición de revistas antiguas y un muro con fotos de vecinos de la época. Así el viaje en el tiempo es completo.

En la sala 2 se expone una importante colección de juegos de mesa; muñecos, como por ejemplo, un Madelman o el Cinexin; y juegos electrónicos antiguos, incluyendo una máquina recreativa del Capitán América. Uno de los aspectos más llamativos es una colección de objetos relacionados con la recordada mascota del Mundial de 1982, «Naranjito».

Y la sala 3 es, sin duda, una de las más espectaculares de la exposición. En ella se recrean hasta el mínimo detalle un aula de aquellos años, con su pizarra, libros de texto, una colección de minerales, cartas de escolarización, pupitres, cuadernos, murales de ciencias y hasta un timbre antiguo. Junto a ella, fotos de antiguos alumnos de colegios de Fuengirola y aparatos de gimnasia, como un potro o unas barras. Para montar esta sala se ha contado con la colaboración de maestros de la ciudad y de colegios como el Andalucía, Cervantes, El Tejar, Salliver, Valdelecrín y Los Boliches. Además, han colaborado otras entidades como Góvez, Teller de Menia y Juma.

En la sala del fondo, la más grande, se ha optado por crear una verdadera casa de los 70 y 80. La cocina cuenta con todo tipo de elementos distintivos y comida de aquellos años, además de muebles de formica. Al salón no le falta ni el sofá de scay, el tocadiscos portátil, un televisor Telefunken ni la foto de comunión, mientras que el dormitorio está coronado por un poster de Miguel Bosé, muñecas tipo Chabel y hasta un bote de Colón que sirve como paragüero. Y en el garaje de la casa hay aparcado un Mini de 1984 y tres motos: una Ducati de 1975, una Vespa Primavera y un Vespino GL, además de las bicicletas Torrot, GAC Mobylette o Motoretta. Todo ello presidido por una gran fotografía de la Fuengirola de antaño.