El PP presentará una moción para la ejecución alternativa de sanciones económicas por trabajos en beneficio de la comunidad.


beneficio a la comunidad

El trabajo en beneficio de la comunidad será facilitado por la Administración, la cual podrá establecer los convenios oportunos a tal fin, así como gozará de la protección dispensada a los penados por la legislación penitenciaria en materia de Seguridad Social.

(Nota Prensa PP Torremolinos) La portavoz adjunta del Partido Popular de Torremolinos, María José Jiménez, ha informado hoy de la moción que su grupo llevará al pleno municipal del mes de julio, en relación a la alternativa de sanciones económicas por trabajos para la comunidad.

Jiménez ha manifestado que «hoy en día, al imponer el Ayuntamiento, dentro del ámbito de sus competencias, sanciones económicas a sus ciudadanos, plantean problemas socio-económicos en muchas familias de nuestro municipio. Por ello, la conmutación de las penas pecuniarias en trabajos en beneficio de la comunidad serviría a una finalidad educativa y social, con la que se pretende generar en la persona sancionada una mayor implicación en el cumplimiento de la norma y, a la vez, reponer a la comunidad, con su esfuerzo personal, los daños y perjuicios que pudiera haber ocasionado con su conducta infractora, además de aminorar las consecuencias gravosas de una multa pecuniaria».

La vice portavoz popular ha hecho referencia al artículo 49 de nuestro vigente Código Penal que señala que «los trabajos en beneficio de la comunidad, que no pondrán imponerse sin consentimiento del penado, le obligan a prestar su cooperación no retribuida en determinadas actividades de utilidad pública. Según el Código Penal, la duración diaria de estos trabajos sociales no podrá exceder de ocho horas y sus condiciones quedan muy claras en el artículo anteriormente mencionado».

Asimismo, María José Jiménez ha querido subrayar las condiciones que se deberían cumplir señalando que «la ejecución del trabajo social se desarrollará bajo el control del Juez o Tribunal sentenciador, que, a tal efecto, podrá requerir informes sobre el desempeño del trabajo a la Administración, entidad pública o asociación de interés general en que se presten los servicios. Además, dicho trabajo no atentará a la dignidad del penado. De la misma manera, el trabajo en beneficio de la comunidad será facilitado por la Administración, la cual podrá establecer los convenios oportunos a tal fin. Gozará de la protección dispensada a los penados por la legislación penitenciaria en materia de Seguridad Social. Y por último, no se supeditará al logro de intereses económicos».

La edil popular ha aclarado que «esta normativa que proviene del orden penal tiene su transposición al Derecho Administrativo a través de dos vías; una de ellas son los Principios Generales del Derecho, y la otra vía es a través de la Jurisprudencia del Tribunal Constitucional, que señala que los principios inspiradores del orden penal son de aplicación, con ciertos matices, al derecho administrativo sancionador, dado que ambas son manifestaciones del ordenamiento punitivo del Estado y tal y como refleja la propia Constitución Española, y una muy reiterada jurisprudencia del Tribunal Supremo, hasta el punto de que un mismo bien jurídico puede ser protegido por técnicas administrativas o penales».

La vice portavoz popular ha concluido diciendo que «en el ámbito de la normativa local, y entre las medidas para la modernización del gobierno local, se establece la posibilidad de que las Entidades Locales en defecto de normativa sectorial específica, puedan establecer los tipos de las infracciones e imponer ordenanzas, en este sentido. Es por este motivo por el que, teniendo el marco legal adecuado para ello y siendo competencia de este Pleno, el Partido Popular ha decidido llevar al pleno municipal para su aprobación, iniciar el estudio de una Ordenanza para la ejecución alternativa de sanciones económicas por trabajos en beneficio de la comunidad».

Una iniciativa que los populares califican como «algo necesario y acorde a las necesidades de la comunidad. Además, para quienes lo realizan comporta una función reeducativa a la vez que hacen algo útil y provechoso para la sociedad. Del mismo modo, promociona valores como la solidaridad, la responsabilidad y el bien común».