Tiempo y Libertad


Somos tiempo y libertad. Esta pandemia nos da la oportunidad valiosísima de volver a nuestro centro para perdonarnos sin condiciones y perdonar también sin condiciones a quienes nos dañaron, sean de la propia sangre o de otra sangre. Una oportunidad inigualable para ser conscientes de lo que es realmente importante en la vida y de lo que es accesorio, de lo que es provisorio y de lo que es permanente y necesario.
Y finalmente éste es tiempo de una gran prueba individual y social, porque el tiempo es «experiencia» y aprendizaje. Además el tiempo es libertad y este tiempo en confinamiento nos permite en privacidad de nuestras casas vernos en libertad y aceptar en nosotros mismos lo malo en libertad sin miradas de censura o de crítica molesta, en libertad podemos hacer cosas que habíamos abandonado por falta de tiempo real o mental, en libertad podemos conocer a nuestros seres queridos por falta de tiempo o por miedo a perder quizás la autoridad y el respeto de quienes comparten un mismo hogar.
En fin esta pandemia nos ofrece la valiosísima oportunidad de ser felices con el amor de los nuestros compartiendo simplemente la plena intimidad.