«Máximas XXVIII de Juan de Portoplano»

Montaigne - Wikipedia

En esa tarde caídos los labios y los ojos en el silencio, surgía desde dentro una especie de laberinto, combinaciones de recuerdos e ideas y percepciones y conceptos que retumbaban en la conciencia de Juan de Portoplano, intentando buscar algo mejor lo real.

– Puede que a usted, no le caiga bien mi persona, no tenga empatía, ni simpatía conmigo, pero puede que las ideas o razones o datos que estoy aportando sean más verdaderos de lo que usted piensa.

– En las familias se juzgan a unas personas, con enorme acritud, frente a otras, y, a veces, sucede, que son esas personas las que llevan razón, han sido los perjudicados. Al menos, en las familias, habría que aplicar el sistema jurídico, al menos, oír a las dos grandes partes antes de sentenciar…

– Se puede estar odiando a una persona durante toda la existencia, y quizás, cuándo muramos, cada uno, nos encontremos con que la realidad no ha sido así. Pero ya esa persona, a la que hemos estado odiando toda la vida, ya murió hace años, y ya, soportó toda su existencia tu aversión, inquina, rencor, etc.

– Si, tuviésemos que soportar nosotros el diez por ciento, de lo que creemos los demás tienen que soportar y sobrellevar, quizás, no seríamos capaces de aguantar ese peso…

– Todos dicen, ante un hecho luctuoso, entre dos miembros de una familia, todos dicen, pues para eso, mejor se deberían haber separado.

Pero ocurre, que si alguien, ante el temor que pueda suceder algo grave, se separa. El resto lo están criticando toda la vida. Aunque el que se aleje de ese núcleo familiar, lleve razón, y el que hace el mal y las injusticias, acaba terminando por ser el bueno, y la persona buena, la que se aleja, termina pasando como malo.

Pero, pocos soportarían, que les tratasen a ellos y a sus hijos, como se le ha tratado a esa persona, que tuvo que alejarse, para evitar males mayores, ni tampoco, todos los sacrificios que realizó.

El problema de los medio psicópatas o psicópatas es que como la psicología y la psiquiatría y la experiencia enseña, es que esas personas, sea en las familias, sea en el trabajo, sea en otras entidades sociales, son capaces de meterse con unas personas y no con otras, son capaces de pasar por los buenos y, los de verdad buenos, que sufren las consecuencias negativas, pasan como los malos…

¡Observen, si quieren ustedes la sociedad y el comportamiento de las personas, de verdad, y déjense de tantos engaños y mentiras a ustedes mismos, porque les interesan y obtienen beneficios de un tipo o de otro…!

– Rechazamos a unos seres humanos, por unas cosas, a otros, por otras. Es decir, nos pasamos toda la vida rechazando a unos y a otros.

La mayoría de veces, es el reflejo de que nos rechazamos a nosotros mismos, o para sentirnos mejor, rechazamos a los otros.

– Quizás, en mi escritura debería utilizar más retórica. Es más, muchas veces, para ser entendido, la dejo en mi mente, cuándo me surge.

A quién le pregunto esta duda, a usted, estimado lector o lectora de este artículo, que jamás conoceré. Que ni siquiera sé, si será leído por alguien…

– Una empresa equis, puede tener, varios medios, unos de izquierda y otros de derecha, y nadie lo percibe como un mal endémico. Pero un escritor o articulista, no puede tener diversas razones y argumentos diferentes, es decir, como si tuviese tres o cuatro medios diversos, en unos se muestra de un color, en unos temas, en otros, del otro o de otros, en otras cuestiones. Es decir, incluso tener varios estilos-retóricas-erudiciones-discursos-sermones, siempre, con el límite, de su conciencia que busca la verdad-bondad-belleza-racionalidad-equidad-prudencia…

– El columnismo español, creo que como todas las actividades culturales, pecan del mismo error, no se sabe y no se conoce, quizás, sea bueno por si vienen tiempos no democráticos, las personas que se dedican a esa actividad en ese terreno.

Es decir, cuántos columnistas ha habido en el siglo veinte o existen ahora en activo en una región equis, en una localidad zeta, en una región eme. Este es el problema, porque esa es la base para estudios e investigaciones posteriores.

Hoy, esto sería fácil de solucionar, con Internet. Pero ya no sé, si es dejadez o pereza intelectual, o es que no se quiere, porque la cultura-Cultura es control sobre las masas. Para eso, hay que gestionar, primero los nombres y hacedores de ideas.

Lo mismo ocurre en cualquier campo: novela, teatro, fotografía, filosofía, diseño, moda, etc. Pero si se conocen cuántos panaderos o abogados o médicos o…, existen en ese territorio.

El de Portoplano pensaba, jamás Cesar Augusto, Agripa, Poncio Pilato, Tiberio pensarían o soñarían que serían recordados durante siglos y milenios, por sus relaciones o su «coetaneidad» con un tal Jesús de Nazaret, con el cristianismo, con Pablo de Tarso… ¡Nunca sabemos, exactamente, lo que sucede, totalmente, al lado de nosotros, ni las consecuencias totales de nuestros actos…!

http://twitter.com/jmmcaminero   © jmm caminero (24 septiembre 2020-10 febrero 2021 cr).

Fin artículo 2.426º: «Máximas XXVIII de Juan de Portoplano».