Clara Torres Leiva: “El voleibol transmite valores como la amistad y la lealtad”

Fotografía @Club Voleibol la Fuensanta Pizarra

Revista Lugar de Encuentro, dentro de la serie de entrevistas que está llevando a cabo para dar visibilidad al deporte femenino de la Comarca del Valle del Guadalhorce, Sierra de las Nieves, Costa del Sol y Málaga, entrevista a la jugadora de voleibol del Club la Fuensanta de Pizarra y vecina de Alhaurín el Grande, Clara Torres Leiva.

Como “manía” le gusta hacer el mismo calentamiento antes de un partido y de forma rotunda afirma que el voleibol “es un deporte colectivo en el que una sola persona sola no puede llegar hasta donde llega si no es por el resto de compañeras”. Su jugadora profesional favorita, entre las muchas que tiene, es María Schlegel.

Para la deportista el voleibol es un deporte de equipo que transmite valores como la amistad y la lealtad. Comenzó a jugar, cuando tenía diez años, en las actividades extraescolares del CEIP Jorge Guillén. Al año siguiente, con el club de Alhaurín el Grande, comenzó a competir. En el segundo año de competir quedaron subcampeonas de Andalucía. Le sucedieron años de triunfos, siendo campeonas de Málaga infantil, cadete y juvenil, subcampeones de Andalucía Juvenil, subcampeonas de la Copa de la Federación Andaluza, etc.

Cuando cumple 18 años se aparta de las competiciones aunque no deja de jugar y desde 2016 a 2019 juega con la UMA. Será en el último año de su paso por la UMA, donde se graduó en Relaciones Laborales, cuando ficha por el Club Voleibol la Fuensanta de Pizarra, en la categoría de 1ª andaluza: “Caímos en 4º de final y seguidamente llegó el Covid”.

En el 2020-2021, junto a su club de Pizarra, quedaron subcampeonas de Andalucía en la categoría de 1ª andaluza y el pasado mes de mayo fueron a la fase de ascenso, quedando campeonas por lo que actualmente el equipo femenino se encuentra en 1ª nacional.

La jugadora asegura que el voleibol femenino está reconocido “aunque aún queda mucho por conseguir” y además apunta que “el masculino, en Andalucía, tiene mucho menos tirón”. A todas esas niñas que quieren jugar a voleibol les aconseja “que disfruten desde el primer momento, que prueben y que nunca se queden con las ganas… trabajando y con ilusión van a conseguir todo lo que se propongan”.