Aprobada unánimemente la propuesta de Unidas-Podemos solicitando anulación supresión de una de las dos monitoras PTIS en el CEIP Isaac Peral de Alhaurín de la Torre

(Nota de Prensa Unidas-Podemos) Existen desde hace años unos profesionales en los centros educativos andaluces llamados comúnmente PTIS (Profesional Técnico de Integración Social) o monitores de Educación Especial, que realizan un trabajo esencial que incluye, entre otras, las siguientes funciones: asistencia en el wc, cuidados, ayuda en la alimentación, desplazamientos y supervisión especializada de determinado alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE), colaborar en la vigilancia de recreo y clases o instruir y atender en conductas sociales, comportamientos de autoalimentación y hábitos de higiene y aseo personal con este alumnado de diversidad funcional.

“El CEIP Isaac Peral contaba hasta finales del curso pasado, 2020-2021, con una educadora contratada directamente por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía y con una monitora PTIS, (contratada desde enero de 2015 por una empresa privada a la que la Consejería de Educación tiene subcontratada a través de licitación pública), cuyo trabajo principal era colaborar estrechamente con la maestra especialista del Aula Específica, aparte de atender a más niños y niñas que, aún no estando en el Aula Específica, sí que están diagnosticados como NEAE y figura en sus informes que precisan de los cuidados de una PTIS”, ha explicado Javier Caravias, Portavoz de la coalición de izquierdas.

La educadora se jubiló el pasado mes de mayo y su plaza no llegó a cubrirse, pero a principios del presente curso escolar sí que tuvo a bien la Delegación Provincial de Educación de Málaga de nombrar a una segunda monitora PTIS, al reconocer implícitamente la imperiosa necesidad de tener a dos profesionales en dicho centro educativo, para cubrir las necesidades, no sólo del alumnado del Aula Específica ( cinco actualmente), sino también de otros al menos 16 alumnos,-as que precisan de sus servicios, como así queda recogido en sus informes y expedientes, que probablemente serán más, ya que hay varios niños y niñas que cursan actualmente infantil que están pendientes de valoración.

Javier Caravias ha afirmado que ”tras estar ya totalmente organizada y planificada la función de cada una de estas dos profesionales PTIS, el pasado 16 de septiembre, la Delegación Provincial de Educación de Málaga le ha notificado a la directora del CEIP Isaac Peral de nuestro municipio la sorprendente decisión de trasladar a otro centro educativo de Málaga capital a la monitora PTIS que llevaba ya siete cursos trabajando en el colegio, con una plena integración en el mismo, con un amplio conocimiento del alumnado, en especial de los del Aula Específica, que ejerce una magnifica e imprescindible labor en el centro escolar, dejando al colegio Isaac Peral con una sola monitora PTIS, lo que implicaría desatender las necesidades de gran parte del alumnado de diversidad funcional que precisa de sus servicios”.

En este sentido, el edil, hizo hincapié en que “ tener una sola PTIS supondría que solo podría realizar a duras penas funciones asistenciales, debido al alto número de alumnado que tendría que atender, con lo cual no sería posible que participara en actividades propiamente educativas, como sí se venían realizando hasta ahora. Además, en este colegio hay 6 alumnos,-as más que el curso pasado que necesitan de los servicios de una PTIS, por lo que se ha reclamado insistentemente tener dos monitoras PTIS desde la jubilación de la educadora que había hasta finales del curso pasado, ya que con una sola profesional PTIS se condicionarían todas las actividades que quieran hacer con el alumnado del Aula Específica, tanto dentro como fuera del centro educativo, en especial éstas últimas, porque el colegio no puede quedarse sin alguna PTIS en ningún momento.

Por todo ello desde Izquierda Unida, Justicia Ambiental y Podemos, vieron la urgencia de solicitar en el pleno municipal de septiembre a la Delegación Provincial de Educación de Málaga a que revoque la incomprensible decisión de trasladar a la profesional PTIS que lleva tantos años trabajando en el CEIP Isaac Peral de Alhaurín de la Torre a otro centro educativo, por no haber ninguna motivación para ello y para evitar que gran parte del alumnado de diversidad funcional que precisa de sus servicios vean menoscabados sus derechos a recibir una atención y educación de calidad, y que se permita que sigan desempeñando su imprescindible labor las dos profesionales PTIS que estaban nombradas desde principios del presente curso escolar 2021-2022.