El PSOE vota en contra de la subida del IBI y de la basura

Critica que nos el momento de aumentar la presión fiscal e insta al equipo de gobierno a contener y reducir el gasto para generar más recursos

(PSOE Alh el Grande) El grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Alhaurín el Grande ha votado en contra de la subida del impuesto del IBI y de la tasa de basura, propuesta por el equipo de gobierno en el pleno ordinario de septiembre.

El portavoz del PSOE, Luis Guerrero, argumentó que «no es momento de aumentar la presión fiscal y de colocar sobre los hombros de los alhaurinos y alhaurinas la solución al problema de financiación que tiene el ayuntamiento para costear los servicios públicos. Creemos que el esfuerzo debe centrarse en contener el gasto corriente y buscar fórmulas de ahorro en la compra de material o de servicios, por ejemplo, antes que aprobar una subida de impuestos».

El grupo del PSOE sostiene que se debe tener en cuenta el contexto actual, con la pandemia. «No creemos que sea el mejor momento. Es momento de ayudar y no apretar. De incentivar la economía local para generar retorno y aumentar ingresos», explicó el portavoz socialista. «Vamos en la línea de la Intervención del Ayuntamiento, que reclama cautela y contención del gasto», agregó.

El recibo del IBI subirá un 6% para todos los contribuyentes, una vez que se aumente el coeficiente del impuesto para fincas urbanas.

El PSOE defendió que «en caso de subida, y como ya dijimos en la aprobación de las nuevas tarifas de agua, dentro del margen posible, las ordenanzas deben incentivar políticas a cambio de bonificaciones o exenciones». Guerrero recordó que, en el caso del IBI, muchos ayuntamientos de la provincia tienen bonificaciones. «Éstas pueden llegar hasta un 90%. Por ejemplo, se incentiva la instalación de energías limpias», explicó.

Subida de la basura

Respecto a la subida del recibo de la basura, en función del tipo de contribuyente (particulares, restaurantes, empresas, etc, entre otras tarifas), el PSOE votó en contra con similares argumentos a los anteriores, pero destacando la cuestión de que la calidad del servicio es muy mejorable y que se está a la espera de un nuevo contrato, desde hace tres años. «Hemos defendido que los cambios en la tasa de basuras deben ir aparejados a una mejora de los servicios. El nuevo pliego está pendiente, y en nuestra opinión, la actualización de la tasa se debe hacer cuando sepamos el coste real que soportará el ayuntamiento con la nueva adjudicación y los nuevos servicios que recibirán los alhaurinos. Subir la basura sin que se vea una mejora del servicio no va a ser entendido por el pueblo», defendió Guerrero.

 

Es una cuestión pendiente que debe resolverse sin olvidar la situación del contrato, «para tranquilidad también de la plantilla de trabajadores, con la que el ayuntamiento llegó a una serie de compromisos, por ahora incumplidos».

Los alhaurinos reclaman un mejor servicio de basura. Por tanto, antes de subir la tasa se debe resolver el contrato, y acometer la actualización en función de esa mejora del servicio.

Print Friendly, PDF & Email