La consejera Carmen Crespo anuncia una inversión de 4,6 millones de euros en las obras de emergencia del incendio de Sierra Bermeja

La titular de Desarrollo Sostenible ha presidido la constitución del foro de participación social y del comité científico, destinados a contribuir a la recuperación de las 9.581 hectáreas afectadas de siete municipios

(Prensa Junta Andalucía) La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha anunciado que la Junta de Andalucía va a invertir 4,6 millones de euros en actuaciones de emergencia sobre las 9.581 hectáreas de Sierra Bermeja afectadas por el incendio declarado el pasado 8 de septiembre. La titular ha presidido hoy en la Delegación del Gobierno de Málaga la constitución del foro de participación social y la del comité científico, que tienen como objetivo la recuperación medioambiental y económica de una zona de gran valor en la provincia.

«Damos un paso más en el compromiso adquirido por el Gobierno andaluz con la creación de dos órganos para la restauración de Sierra Bermeja, un incendio que aún no se ha dado por extinguido oficialmente un mes después de darse por controlado debido a la existencia de puntos calientes sobre los que siguen trabajando los profesionales del Infoca», ha subrayado Crespo. El Gobierno andaluz está volcado en esta tarea de recuperar la zona desde que se dio por controlado el fuego. «En los días siguientes reforzamos los trabajos preventivos en cauces para mitigar posibles daños por las lluvias otoñales, unos trabajos que continúan desarrollándose», ha explicado la consejera, quien ha incidido en la diligencia de la Administración para acelerar la recuperación de la zona antes incluso de que el incendio se pueda dar definitivamente como sofocado.

El balance provisional adelantado por la consejera determina que el término municipal de Estepona es el más afectado por el fuego con 4.209 hectáreas que representan el 43,9% del total, seguido de Jubrique con 1.610 hectáreas (16,8%) y Genalguacil, con 1.459 hectáreas (15,2%). A continuación le siguen Casares (1.343,6 ha / 14,02%), Júzcar (654,7 ha / 6,83%), Faraján (304,05 ha / 3,17%) y Benahavís (0,22 ha).

En la zona arrasada existe la presencia de más de 20 Hábitats de Interés Comunitario, 3 de ellos prioritarios como el pinsapo, especie en peligro de extinción en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas. La gravedad de los daños provocó su declaración como Zona Afectada Gravemente por Emergencias de Protección Civil (ZAEPC).

Invitación a empresas forestales

Las actuaciones de emergencia anunciadas por Crespo tienen como objetivo disminuir los riesgos hidrológicos por la pérdida de cubierta vegetal, reparar el deterioro en infraestructuras (caminos) y limpiar accesos y evitar accidentes por la caída de árboles calcinados. «Por ello, se hace necesario actuar en los caminos principales, construir pequeños diques para la retención de sedimentos, efectuar tratamientos selvícolas y colocar señalizaciones en localizaciones de flora amenazada», ha dicho. Estas actuaciones se concentrarán en terrenos forestales de titularidad pública, que representan el 78% de la superficie calcinada (7.500 hectáreas).

Crespo ha detallado que la Consejería pretende «dividir en lotes las actuaciones a desarrollar por empresas forestales con el objetivo de contribuir a la creación de empleo y riqueza en la comarca malagueña», además de acelerar la ejecución de las mismas todo lo posible.

Segunda fase, la urgencia; y tercera, la recuperación

«Tras las actuaciones de emergencia llegarán las catalogadas como urgentes y seguiremos con actuaciones de recuperación a medio plazo y aprobaremos otras a largo plazo para alcanzar un verdadero desarrollo sostenible. Al margen de todo, una vez extinguido el incendio podremos realizar una evaluación exhaustiva de los daños causados en la agricultura y la ganadería», ha comentado la consejera. El estudio provisional ya fijó una afección de 150 hectáreas de castaños. «Con los resultados finales, solicitaremos la correspondiente rebaja fiscal y estudiaremos posibles medidas para la recuperación del potencial productivo de la zona», ha añadido.

El foro de participación tiene como objetivo involucrar a los siete municipios afectados en la dinamización socio-económica de la comarca y que ello suponga una ayuda para la protección y el desarrollo sostenible de la zona. A su primera reunión han asistido el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado; la viceconsejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Ana Corredera; los alcaldes de Estepona, Casares, Jubrique, Júzcar, Genalguacil, Faraján y Benahavís; y representantes del Colegio Oficial de Veterinarios, del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes, de grupos ecologistas, de las organizaciones agrarias y cooperativas, del Grupo de Desarrollo Rural y de los grupos políticos que forman parte del Parlamento andaluz.

Mitigar los efectos del cambio climático

Francisco Salado, por su parte, ha agradecido el trabajo «presto y raudo» de la Junta de Andalucía, ha recordado la implicación de la Diputación de Málaga y ha considerado que el foro «va a ser un instrumento necesario para recibir ayudas y para acometer la restauración de una zona de gran valor para la provincia». «Si todos trabajamos en la misma dirección, la recuperación será más inmediata. Esperamos que pronto esta pesadilla sea historia y se recupere el valor ecológico y medioambiental que tiene esta zona de Málaga», ha apuntado.

Al término de esta reunión se ha procedido a la constitución del comité científico encargado de elaborar el plan de restauración forestal, con las aportaciones de técnicos de las administraciones, de la Universidad de Málaga y expertos en la materia. La intención es definir desde el punto de vista técnico, científico y social, qué tipo de actuaciones llevar a cabo para restaurar y empezar a recuperar la zona y para poder plantear más adelante qué vegetación autóctona seleccionar, con qué densidad y en qué zonas habrá que reforestar para mitigar los efectos del cambio climático y contribuir a evitar incendios forestales.

Print Friendly, PDF & Email