El PSOE pide a la Diputación de Málaga que preste apoyo jurídico a los ayuntamientos en su batalla contra los megaparques fotovoltaicos

Los socialistas van a presentar una moción urgente al pleno que se celebra el próximo miércoles 

(PSOE Málaga) El portavoz del PSOE en la Diputación de Málaga, José Bernal, ha anunciado que los socialistas van a pedir al gobierno provincial en el próximo pleno del miércoles que preste apoyo jurídico a los ayuntamientos en su batalla contra los megaparques fotovoltaicos. Bernal ha visitado hoy junto al alcalde de Álora, Francisco Martínez, y los diputados provinciales del grupo socialista un olivar afectado por la construcción de uno de estos megaparques fotovoltaicos.

«Vamos a llevar una moción urgente al pleno del miércoles para que la Diputación se tome en serio este asunto de los megaparques fotovoltaicos. Le vamos a pedir a la Diputación que se ponga al lado de los ayuntamientos y de la ciudadanía», ha manifestado Bernal, que ha considerado que la institución provincial «le tiene que dar apoyo jurídico tanto los ayuntamientos como a los propios vecinos, que se van a tener que enfrentar a un gigante económico que tiene mucho dinero para pagar abogados y para hacer inversiones potentes para que aquello donde quieren meter el dinero salga bien para ellos en contra de los vecinos de la zona».
En este sentido, ha asegurado que la Diputación «tiene que ayudar jurídicamente» y hacer un plan de viabilidad «para ver cuál es la mejor opción de compatibilizar la apuesta por las renovables y la estabilidad del Guadalhorce en cuanto a la agricultura y el turismo». «Si los vecinos y los alcaldes de los diferentes municipios del Guadalhorce de distinto signo político están juntos en esto, en la Diputación tenemos que estar todos los diputados y diputadas juntos en esto. Y pedimos también que se haga el esfuerzo, el económico, el jurídico y el institucional, desde la Diputación de Málaga para buscar el consenso de las dos partes para apostar por un futuro cierto del Guadalhorce y no sólo por el futuro de unos pocos en el Guadalhorce», ha señalado.

Bernal ha lamentado que la postura del presidente y del gobierno de la Diputación en este asunto «ha sido bastante tibia». «No se han posicionado a favor de los grandes megaparques pero tampoco se han posicionado a favor de la estabilidad y de la economía sostenible de los municipios del Guadalhorce y de Álora», ha dicho. De esta forma, ha recordado que en el pleno votaron «con la boca chica, pero luego no han hecho absolutamente nada, ni han escuchado a los colectivos ni han planteado los estudios que le pedimos». «Tanto Álora como la comarca del Guadalhorce viven de dos nichos de economía: la agricultura y el turismo de interior y de naturaleza, con iconos como el Caminito del Rey», ha destacado. «Una actuación de estas características, si no existe un consenso previo, puede romper esa estabilidad económica para el Guadalhorce. Estamos en contra de imponer estos parques sin sentarse ni con el poder municipal ni con los colectivos sociales del Guadalhorce», ha advertido.

Por su parte, el alcalde de Álora, Francisco Martínez, ha asegurado que están llegando proyectos de megaparques fotovoltaicos que «no están teniendo en cuenta el territorio, les da igual la agricultura, les da igual el turismo». «Aquí en Álora tenemos un proyecto de cuatro millones de metros cuadrados de placas fotovoltaicas a escaso un kilómetro del Caminito del Rey. Y parte de este proyecto transcurre en paralelo al Corredor Verde. No estamos en contra de las renovables, pero que se haga de una forma regulada y consensuada con el territorio, porque lo que estamos sufriendo ahora es totalmente desmesurado», ha explicado.

El alcalde ha advertido que todos estos megaparques «no les repercute en nada a los vecinos en el recibo de la luz». «Son fondos de inversión muy potentes que pretenden instalar estos megaparques y vender la energía fuera», ha avisado.