Más del 80% de los 500.000 vehículos que circularon por el Paseo Marítimo, durante el último mes, respetaron el límite de velocidad

Los cuatro aforadores instalados en esta vía controlaron el paso coches y motocicletas, arrojando como resultado que cerca del 99% de ellos transitaba a menos de 50 Km/h

La Policía Local cuenta con dos dispositivos más, en el bulevar Alcalde Clemente Díaz y en la calle Orquídeas, y trabaja en la adquisición de otros cuatro

(Prensa Ayto Fuengirola) La concejala de Movilidad, Isabel González, y el intendente jefe de la Policía Local de Fuengirola, Antonio Hernández, han estado hoy junto a uno de los aforadores de velocidad instalados en el Paseo Marítimo –en la desembocadura del arroyo Pajares, concretamente- para valorar los datos que estos dispositivos han recolectado durante el último mes. El resultado, según han expresado, es que más del 80% de los 500.000 vehículos que han circulado por esta vía de la ciudad no sobrepasaron el límite de paso, que está fijado en 30 kilómetros por hora.

“Es un porcentaje alto de cumplimiento, pero seguiremos trabajando en más medidas para acercarnos aún más al 100%, en este y en otros puntos viarios de la ciudad. Fuengirola es una ciudad segura donde, como se puede ver, la mayoría de los conductores respeta las normas viales. La información que nos aportan estos aforadores nos sirve para planificar acciones que vayan acordes con las necesidades en materia de seguridad vial de cada zona de la ciudad”, ha asegurado la edil.

Estas herramientas detectan el número de vehículos que pasan por este punto, así como los kilómetros por hora a los que circulan e informan al conductor de este dato en tiempo real. Además, el dispositivo almacena estos datos y permite conocer a los responsables de la Unidad de Tráfico Municipal el porcentaje de utilitarios que transitan por el Paseo Marítimo a la velocidad permitida o por encima de ella.

En este sentido, como ha recordado, la mayoría de las calles y avenidas de la localidad tienen señalado como límite de velocidad los 30 kilómetros por hora y cuentan con más de 25 kilómetros de carriles ciclables. Asimismo, a lo largo de su entramado urbano se reparten multitud de rotondas, que ralentizan la velocidad del tráfico, así como numerosos pasos de cebra para facilitar el tránsito de peatones.

 

A estas medidas hay que sumar los mencionados aforadores, que en el caso del Paseo Marítimo, se sitúan en cuatro puntos: a la altura de las calles España y Martínez Catena, en el centro de la ciudad, en la desembocadura del arroyo Pajares y en Carvajal. Igualmente, existen dos más, uno en el bulevar Clemente Díaz, y otro en la calle Orquídeas de Torreblanca.

“Los cambiamos periódicamente de lugar para realizar estudios del flujo y la densidad del tráfico en todos los puntos de nuestra ciudad. Nos permite hacernos una idea de las medidas que podemos tomar para reforzar, aún más, la seguridad vial en las diferentes zonas de Fuengirola. En este sentido, quiero trasladar a los fuengiroleños un mensaje de tranquilidad, pues en base a los datos con los que contamos y la siniestralidad que registramos, Fuengirola es una ciudad segura”, ha valorado Antonio Hernández.

Según el intendente jefe, cerca del 99% de los vehículos controlados por estos aforadores en el Paseo Marítimo no han rebasado los 50 kilómetros por hora, “y los que lo han hecho han sido en horas muy concretas”. Los aforadores situados en la zona centro han registrado un grado de cumplimento mayor (en torno al 86%), mientras que el de Los Boliches y Carvajal se ha registrado en torno al 76% de

 

Al mismo tiempo, ha anunciado que el cuerpo local está tramitando la adquisición de cuatro nuevos dispositivos de control de la velocidad y el flujo del tráfico rodado, “así como nuevas medidas de refuerzo de la seguridad vial”.

A este respecto, tanto el máximo responsable policial como la concejala de Movilidad han hecho hincapié en la importancia de respetar estas señales “para seguir haciendo de Fuengirola una ciudad segura” y evitar riesgo de accidente en cualquier punto de la localidad.