¿Por qué elegir un apartahotel en París?


Cuando una persona necesita alojarse en esta bella ciudad, ya sea por motivos laborales o de ocio, la mejor solución son los apartahoteles Paris porque siempre van a ofrecer más por menos. Más ventajoso frente a otras opciones, más barato y más cómodo. Con los servicios de un hotel y la comodidad de casa, los alojamientos en apartahoteles son la mejor opción. Ubicados en la conocida como “ciudad del amor” y totalmente equipados, pueden reservarse como se hace habitualmente con cualquier habitación de hotel.

París es un emblema europeo digno de visitar al menos una vez en la vida. Y qué mejor que durante la estancia permanecer en un apartahotel. La capital francesa es considerada el centro mundial del arte, moda, gastronomía y cultura. Querrás volver una vez más porque siempre quedan cosas que no has visto o hecho en París. Recomendable ver el río Sena, la Torre Eiffel, por la noche cuando brilla, o la catedral de Notre Dame. Perderse por las calles de esta ciudad, por sus amplias avenidas, todas ellas bordeadas por farolas e impregnarse de su ambiente y gente. La aventura estará asegurada y siempre la recordará.

Algunos cinematógrafos consideran que la ciudad nació para ser un plató de cine. A lo largo de los años, la capital francesa ha sido escenario de muchas películas como `Un americano en París’, protagonizada por Gene Kelly y Leslie Caron; ‘Holy Motors’, con Kylie Minogue o, ‘El Jorobado de Notre-Dame’ de Charles Laughton entre un sinfín de títulos más. Pero no cabe duda, que en los últimos tiempos, el título que más ha hecho que la Ciudad de las Luces suene en todos los rincones es, sin duda, la serie televisiva ‘Emily en París’.

Las habitaciones en los hoteles parisinos son “especialmente pequeñas” y por tanto, con la reserva en un apartahotel se cuenta, además de la habitación, con cocina propia, por lo que se puede preparar la comida sin gastos extras en restaurantes. Además, es la mejor opción si se necesita privacidad e independencia. La máxima de los apartahoteles no es otra que “sentirte como en casa”. Se puede dormir, cocinar, trabajar, llevar amistades y por supuesto, descansar.

La mayor ventaja de los apartahoteles es la libertad de la que se dispone y se hace evidente con los horarios. Por ejemplo, en las distintas comidas del día: ya sea desayuno, almuerzo o cena. En los hoteles se debe respetar un horario preestablecido y una serie de platos que vienen fijados en la carta.  Esta comida y procesos tal vez no guste a todo el mundo.  Además, el problema no radica únicamente en horarios, ya que puede surgir realizar una excursión y no poder realizarla completa al tener que volver al hotel para el almuerzo o cena.

Sin embargo, en un apartahotel se puede elegir cuándo comer en el restaurante y cuándo preparar algo en la cocina de la que se disponga. Ya sea para saborearlo ahí o llevarlo para disfrutarlo en la ruta o excursión que se vaya a realizar. O simplemente permanecer en la habitación sin tener que encontrarte con gente. No siempre apetece ver a personas. Y sin limitaciones horarias. Cuando se quiera.

Respecto al espacio, es mayor, disponiendo de un salón en el que se puede ver la televisión disfrutar de una tertulia con las demás personas con las que se ha viajado. Similar al hogar. Lo mismo ocurre con el comedor o la terraza. La amplitud brilla con luz propia. En cambio, en un hotel habría que alojarse en varias habitaciones. Por lo que la comodidad no sería igual.

París se ha convertido en el destino preferido y pisa fuerte. No en vano, según la Revista Inout Viajes, la ciudad se ha posicionado en el primer puesto del ranking de búsquedas en el año 2021. Este hecho es noticiable y a la vez muy importante. La Ciudad de las Luces alberga tres aeropuertos, el Charles de Gaulle o aeropuerto de Roissy, a 25 km de París; el de París-Orly, a 15 km de la ciudad y, el aeropuerto de Beauvais, a 85 km.

Desplazarse por la zona urbana de la ciudad no es difícil. París cuenta con taxis oficiales que lucen en el techo un luminoso bajo el lema TAXI Parisien, con un solo gesto de llamada con la mano, siempre que esté libre, se pone a la disposición del viajero para recorrer cualquier lugar que apetezca. Otro medio de transporte, puede decirse que el más rápido para moverse, es el metro. A diferencia del metro, bajo tierra, puede utilizarse el transporte en superficie como pueden ser los autobuses o tranvías. Estos permiten al viajero disfrutar y observar el ambiente de la ciudad. Por último, también en la zona urbana, la ciudad cuenta con la red de trenes de cercanías que a su vez intercomunican con el metro. Por lo cual medios de transporte para todos los gustos.

En definitiva, el viaje de ensueño en Paris será más llevadero y óptimo gracias a la estancia en los apartahoteles. Ya sea por compromisos de trabajo, disfrutar con la familia o pasar unos días con tus amigos en la ciudad. Las ventajas son evidentes: desde un precio adaptado a cualquier tipo de bolsillo hasta la comodidad en la estancia, al disponer de todo tipo de servicios. Y siempre sin renunciar al confort del hotel y la comodidad de casa.