La Junta de Gobierno Local aprueba un nuevo grupo de solicitudes de ayudas para pensionistas empadronados


Mata balance junta de gobierno

(Prensa Ayto. Fuengirola) Estas líneas sociales están dirigidas a fuengiroleños cuya pensión no supera el salario mínimo y tienen sólo una propiedad. En este caso en la última reunión se dio el visto bueno a 16 solicitudes, las cuales están cuantificadas en unos 6.000 euros

También se aprobó el certificado de obras de la calle Coronel Ripollet, por lo que esta actuación ya dispone del beneplácito del Consistorio

 

La primera teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Fuengirola, Ana Mata, ha realizado un repaso hoy a los asuntos que fueron aprobados en el transcurso de la última Junta de Gobierno Local, que tuvo lugar el pasado día 19. Entre las decisiones destaca el visto bueno a un nuevo lote de solicitudes de ayudas para jubilados empadronados para hacer frente al IBI y a la tasa de gestión medioambiental de residuos (GEMER), también conocida como la basura. Además, se ha ratificado la certificación de obras de la calle Coronel Ripollet, que consistió en el cambio de solería de esta zona céntrica del municipio.

Al respecto, Mata ha detallado que la transparencia en la gestión es una de las máximas del Ayuntamiento de Fuengirola, por lo que a partir de ahora, además de dar cuenta de los acuerdos de Junta de Gobierno en Pleno, se realizarán ruedas de prensa periódicas para que los vecinos estén completamente informados de las cuestiones a tratar. Hoy ha hecho referencia a la Junta del pasado viernes, en la que se aprobaron 16 solicitudes realizadas por jubilados y pensionistas de la ciudad para acogerse a unas ayudas que contemplan bonificaciones adicionales de un 15% del IBI, cantidad que se sumaría a la línea de ayudas del 30% de bonificación para empadronados, y la exención del 100% en la conocida como tasa de basura.

Para ser beneficiario de estas ayudas, tal y como ha indicado la primera teniente de Alcalde es imprescindible cumplir unos requisitos. Entre ellos el estar empadronados, ser pensionistas y que su prestación no supere el salario mínimo interprofesional, tener sólo una propiedad y además ser sujeto pasivo, es decir, titular del recibo del IBI y la basura. En este caso, las solicitudes aprobadas están cuantificadas en poco más de seis mil euros.

Por otro lado, la concejala ha informado de que se ha dado luz verde a la certificación y liquidación de las obras de reparación de solería que se hizo en calle Coronel Ripollet, una vía que se encuentra en pleno centro de la ciudad y en la que se reúnen varios establecimientos hostelero. «Esto supone que las obras realizadas tienen nuestro beneplácito, que se han hecho bien tanto en tiempo como en forma. En este caso, esta actuación fue realizada por la empresa Probisa y supuso una inversión de 21.000 euros», ha informado Mata, al tiempo que ha señalado que con dicho proyecto se ha buscado optimizar la imagen de este punto para así ayudar a los comerciantes.

Las obras se ejecutaron a lo largo del mes de noviembre y se actuó sobre el tramo comprendido entre la avenida Matías Sáez de Tejada y calle Pintor Nogales. En este punto del municipio se vio oportuno llevar a cabo estas labores ya que era el único tramo que quedaba pendiente por reformar y era necesario hacerlo para adaptarlo a la norma de accesibilidad.

Los trabajos se realizaron sobre una superficie de 245 metros cuadrados, a la que se le dio un tratamiento urbanístico similar al del resto del municipio con la solería habitual. La franja central de la calle ahora dispone de grandes rectángulos de mármol travertino, similares a los que existen en el tramo anterior o en calle Marbella. También se arreglaron los sumideros de la zona y se colocó una farola tipo LED.