La Virgen de la Amargura de Alhaurín de la Torre se repondrá al culto este miércoles


Enrique Salvo ha reparado desperfectos para reponer la belleza de la imagen y recuperarla como la talló Pérez Hidalgo en 1991, autor que es siempre reivindicado por la asociación de fieles alhaurina y cuya calidad también alaba este restaurador.

María Santísima de la Amargura, co-titular de la Asociación de Fieles de Nuestro Padre Jesús Caído del Paso y María Santísima de la Amargura de Alhaurín de la Torre, ha sido recientemente restaurada por el taller malagueño Aetos Restaura que encabeza el escultor y restaurador Enrique Salvo Rabasco.

Se trata de una Imagen de vestir realizada por Pedro Pérez Hidalgo en 1991 (la última que talló este autor malagueño), en madera tallada y policromada de tamaño natural aquejada de muy diversas patologías tanto estructurales como estéticas.

Según el informe que ha remitido Enrique Salvo a la pro hermandad alhaurina: “El paso del tiempo y la evolución propia de la imaginería procesional ha hecho que la labor restauradora llevada a cabo fuera indispensable. De esta manera, en un proceso de gran complejidad, se trazó pormenorizadamente una hoja de ruta para llevar a cabo los tratamientos y estabilizar las patologías que se detectaron en los exámenes previos.

Así, se comenzaron consolidando los problemas estructurales y la capa pictórica para poder trabajar con garantías los diferentes estratos de la Virgen. La policromía se encontraba muy deteriorada: abrasionada en general con aplicación de repintes irregulares que alteraban sustancialmente la fisonomía de la Imagen. Todo ello se ha limpiado, unificado la capa pictórica y aportado un acabado homogéneo al conjunto de la talla, tanto la zona de la cara como las manos.

El pelo presenta un acabado bastante cuidado con una larga cabellera que le llega a los hombros recogida en un lazo a la altura del cuello, éste último dorado y policromado, todo lo cual se ha recuperado según las intenciones de su autor.

Al tratarse de una Imagen de vestir tenía gran cantidad de alfilerazos distribuidos por las zonas más expuestas a estos arañazos: entorno de la cara, laterales del pelo, cuerpo, muñecas, con el riesgo que supone, ya que normalmente suelen arrancar la policromía dejando al descubierto la capa de aparejo e incluso en ocasiones llegando a la madera.

En los postizos se ha actuado de manera diversa: las lágrimas de cristal originales se han limpiado y recolocado, mientras que las pestañas que ya estaban muy deterioradas se han repuesto nuevas siguiendo el estilo de la Dolorosa”.

El artista restaurador también ha querido destacar la “puesta en valor que esta Asociación pro Hermandad, presidida por Ignacio Partal Méndez, hace de la obra de Pedro Pérez Hidalgo, uno de los principales artífices de la Semana Santa de Málaga tanto en lo concerniente a la repoblación de imaginería después de la quema de conventos como la configuración estética de los grandes tronos propios de esta Semana Santa”.

“En unos momentos, en los que tan denostada está la figura de este gran artífice, -continúa diciendo Enrique Salvo en su informe- resulta muy de destacar la reivindicación de esta Asociación poniendo en valor y rescatando de su postración a una de las personalísimas Dolorosas este escultor”.

El proceso se ha extendido entre los meses de julio a noviembre de 2021 y culmina este miércoles reponiéndola al culto en la capilla del cementerio municipal “Nuestra Señora del Carmen” de Alhaurín de la Torre, tras la presentación que tendrá lugar este Día de la Inmaculada, 8 de diciembre de 2021 a las 17h, tras lo cual quedará a la veneración de sus fieles.