Artículo Periodístico 2.830º: «Los poetas en la sociopolítica»


Los grandes ideales se basan en sistemas de percepción, que a su vez tienen sus raíces en movimientos de las pasiones-deseos y de los conceptos-ideas, del pasado-presente-futuro.

Releyendo y repensando columnas de articulistas de nuestro suelo patrio, y comentando algunas de ellas, siempre en homenaje de los titulares-autores hoy le ha llegado el turno a Xosé Luis Barreiro, con una columna titulada España entre dos poetas, del 18 septiembre del 2021 en el La Voz de Galicia.

Cita nuestro autor la película de La caída del imperio romano, de 1964Esta es la cuestión de fondo, que hoy, deberíamos fijarnos, para que no suceda, antes que suceda, ¿estamos en el límite-borde para la caída-decadencia-declive esencial de Europa? ¿Europa como continente, Europa como invención cultural, Europa como proyección económica y política y religiosa y espiritual y…?

¿Por qué ascienden los imperios y civilizaciones, por qué se mantienen durante varios siglos, porqué caen y decaen…? ¿Nosotros los europeos, nos sentimos herederos directos de los romanos, Roma, como ciudad-Estado, surgió hacia el siglo séptimo a. C. que estuvo vigente en casi toda Europa, hasta el siglo quinto, en su parte occidental, y, en su parte oriental, hasta el quince, bajo la forma de la civilización bizantina…?

Durante estos siglos de Edad Media, en la parte occidental, la civilización occidental fue hibridándose, esencialmente, con los pueblos que destruyeron esta parte del imperio occidental romano, formando las naciones-Estados que durante estos siglos han formado y conformado Europa. Pero siempre el sueño de Europa ha sido volver a estar unidos, de muchas maneras y formas, se ha intentado-proyectado, y durante muchos siglos hemos fracasado en ese deseo. Ahora, en paz y en tolerancia, con mutuo acuerdo, parece que el proyecto sigue adelante, y ahora, parece que estamos a punto de conseguirlo, ya en algunos parámetros lo hemos visto realidad.

Ahora estamos en la situación, que si Europa, no se une en paz, como un Estado, quizás Europa, la idea de Europa, la invención de Europa, el descubrimiento de Europa, quede mermado y arrasado por las enormes fuerzas que hoy se están desarrollando en el mundo. Uno, uno de los Estados actuales, sea el que sea, con cincuenta o cien millones de habitantes, y un territorio limitado, no puede hacer nada con las enorme vientos-tormentas-olas que existen ya en la realidad del mundo. El mundo se ha globalizado en todo, por consecuencia si deseamos ser-estar y tener un lugar en el mundo, tenemos que unirnos ya sin dejarlo-posponerlo más. Quizás, no nos quede tanto tiempo. Debemos olvidar nuestros orgullos-vanidades-soberbias del pasado y darnos cuenta, de y en qué realidad estamos. Donde estamos.

Hemos aprendido, supongo, de las dos enormes guerras mundiales, que montamos en el siglo veinte. Por otro lado, siempre hemos deseado la vuelta, a la unión de Roma, siempre, Carlomagno, Carlos V, Napoleón… Siempre ha sido ese sueño, porque sabemos que en el fondo, somos lo que Roma nos hizo. Roma nos hizo-fabricó. hubo siglos de sosiego y de paz entre los territorios, no entre los grandes poderes del mismo imperio. Necesitamos unirnos, para que no vuelva a suceder lo del siglo veinte. Debemos sentir, que toda Europa es Europa, es un único Estado, -y, si Rusia desea y quiere, también tiene que apuntarse, dentro de unas décadas, a la Unión de Europa, porque Rusia también es Europa-.

Los poetas en esa mezcla y combinación de síntesis y de aforismos, de reducción de las realidades, percepciones-ideas-conceptos-deseos-fines, en unas cuántas líneas, nos fijan los caminos y, nos proporcionan luz, a veces, luz blanca, a veces, luz negra. Pero los poetas, la poesía, no solo de palabras, sino de deseos, de proyecciones, de hechos, de datos, de actos, nos indican caminos a seguir. No olvidemos, que Europa, que tantos critican, desde fuera y desde dentro, es la tierra, hoy por hoy, dónde más derechos teóricos los humanos disponen, los que más derechos en la práctica los hombres habitan.

No debemos dejar que ese sueño de Europa unida, heredera, en mucha medida de Roma, pero también de Grecia, Cartago, Jerusalén, pero también de siglos de evolución en el Mediterráneo, tanto de los pueblos del centro de Eurasia que se alojaron en estos menesteres, también de tantos siglos y de tantas influencias, de tantos entrar-salir, de tantas vueltas. Europa es nuestro sueño, porque siempre ha sido nuestra realidad. Somos y estamos en una península europea muy pequeña, pero la idiosincrasia de Europa, ha creado mundos de derechos, mundos de libertad, mundos de dignidad humana, mundos de solidaridad, mundos creado por poetas.

Quizás, sea el continente-sociedad-civilización-cultura que más se somete a la autocrítica, y, y eso nos ha hecho grandes, pero ahora, es tiempo de ser conscientes, que tenemos, que por fin, en paz, mutuo acuerdo, tolerancia, dejando todos algo, para formar los Estados Unidos de Europa. Norteamérica, no debe ser sorda-ciega, porque le conviene que en su flanco Este, tenga un aliado fuerte y digno. Le conviene para sus intereses y para los nuestros. Norteamérica, debe incentivar esta unión, no imaginar-crear-inventar piedras en el camino. Es la herencia que podemos dejar a los herederos que vengan-nazcan-amanezcan, para que ellos y ellas sigan evolucionando…

http://www.facebook.com/cuadernossoliloquiosjmm  © jmm caminero (01-22 dic. 2021 cr).

Fin artículo 2.830º: «Los poetas en la sociopolítica».