Artículo Periodístico 2.854º: «Nueve revelaciones de Pilar Urbano»

SAMSUNG CAMERA PICTURES

¿Cómo se organiza la vida política y económica en las altas instancias de las sociedades-países-naciones-Estados? ¡¿Este es uno de los misterios más difíciles de dilucidar más que la santísima Trinidad?!

No es mi costumbre pergeñar artículos sobre sociopolítica, pero «algo hay que hacer-vivir», como diría el dicho castizo. Hoy, en ese vía crucis-carrusel-tiovivo que voy haciendo por el columnismo español, le ha tocado a Pilar Urbano, y, entraré-tocaré-rozaré, de pasado una «crónica-reportaje», que un tal E.E., firma titulada: Las 9 revelaciones de Pilar Urbano […]», en El Español del 14 junio del 2020.

Indicaba el otro día, en un artículo, haciendo referencia a la historia e Historia, que me llevé, progresivamente, una enorme decepción, porque todo relato histórico, tiene que tener una base documental, pero, percibí, que de la mayoría de las realidades, no quedan esas raíces. Pueden esta noche haberse reunido «cinco autoridades máximas de un sector económico en una cena privada», y haber tomado decisiones, que dentro de unos meses, todos sufriremos, y empezaremos a construir teorías-hipótesis-quejas-deducciones-concepciones, buscar firmas y autores, y, posiblemente surgirán, nombres, que son los que destacan-nombran-emblematizan dicha cuestión, pero que son los «altos cargos que llevan las cargas», pero no los que han tomado esa supuesta decisión, que han sido los de la cena.

Puede ocurrir lo mismo en temas de alta política, o de alto nivel económico-político, al final, cambian los comensales en las cenas, pero siempre, aquí ya está un enigma-misterio, si son los mismos, o van cambiando, con el tiempo. Puede ser una cena-cacería-pesca en alta mar-fiesta privada, y, quizás, teléfonos secretos con claves superdiscretas. No conocemos apenas casi nada de la realidad natural, aunque los científicos creen que sí, pero en el inmenso universo, apenas somos una mota de polvo, y en el inmenso universo de la sociopolítica, aún más. ¿…?

Yo, soy un lego en todos estos temas, y, eso que me ha preocupado, tanto para leer y estudiar y analizar y pensar y meditar y reflexionar, cientos de realidades sociopolíticas, que se han desarrollado a lo largo de la historia, de ayer y de hoy, y de posibles mañanas, no como especialista, pero si con bastante interés, hasta que llegó ese momento, que me tropecé, con el problema de los documentos-papeles-archivos, eso que es la base para demostrar-mostrar algo, en Historia, como ciencia social. 

Pero la realidad, es que «todas esas conversaciones-diálogos-acuerdos-encontronazos» privados de cenas, no quedan nada o casi nada por escrito –dicen que un alto cargo político en este país, ya hace bastantes años, averigüen ustedes quien es, antes de una reunión de su máxima responsabilidad polaca, hacia un esquema y boceto lo que diría o posiblemente se le preguntaría, para saber la respuesta, dicen que miles de esas notas, quedan todavía archivadas, pero dicen, que pocas personas las estudian, porque dicen que darían otra luz, a dicho personaje y a la realidad del momento, y a los herederos políticos y económicos y culturales del momento actual, reitero-repito, dicen-.

Sobre el 23F, es y ha sido una noticia-realidad-información-dato-acontecimiento –permítanme que no diga evento-, que me ha interesado mucho, porque que pintaba yo, soldado a la fuerza, en un cuartel en esa fecha, sin saber lo que me venía encima, sin saber, si esto se complicaría extremadamente –un soldado que sin saber nada, ni ser nadie, ya le habían dicho, en los muros de las paredes del cuartel, que iba a existir un cambio político grave-. Dicha realidad, personalmente, tuvo influencia, quizás, nunca me he atrevido a tomar partido más activo en la sociopolítica por esta realidad histórica, quizás, aquello fue para mí, un trauma-herida profunda –que no sé si un día explicaré, materia literaria, desde luego, temática que todo escritor busca, originalidad sin novedad aparente, pero quizás, la carne de un muchacho que había pasado ya por distintos estudios, y que lo que quería era terminar ese periodo, y empezar una vida normal y seglar y rutinaria, y, quizás, ocupar un lugar en la cultura y la educación, cosa que después, casi nada de ello, se ha cumplido-.

¿Qué sabemos de la realidad, señora Pilar Urbano? ¿Usted que siempre me ha parecido una persona de alto nivel intelectual, de alto nivel de conocimientos de la realidad y de la experiencia, de posiblemente beber de fuentes de importancia para el conocimiento de la realidad sociopolítica, usted que me parece, una persona, contrariamente a tantos intelectuales y escritores y periodistas, de un alto nivel moral práctico, porque en todos los oficios una cosa es pregonar grandes principios éticos y morales, y otras, es esforzarse en cumplirlos, y usted, me parece, independientemente se esté de acuerdo con usted o no, que usted, al menos, se esfuerza en una moralidad práctica, real y racional y lo más prudente posible…?

Termino esta crónica-columna sobre el articulismo, sobre Pilar Urbano, escritora, investigadora de los hechos sociales y humanos, de los grandes personajes, que merece ser leída, aunque no todo lo que exprese, diga yo, que sea verdad o no sea verdad, porque yo, yo, no tengo suficientes conocimientos y enlaces-relaciones-datos-fuentes. Y, tampoco las quiero tener. Yo, como Platón, el viejo maestro Platón, se dio cuenta, ya hace muchos lustros, que constaté que «tenemos que encontrar unas nuevas teorías sociopolíticas» para explicar el mundo y nosotros en el mundo. Porque vivimos en este terreno todavía de Platón y Aristóteles, pasando un poco por Maquiavelo, Tomás de Aquino, Marx, Kant, Hegel, y, otras docenas, pero que solo añadieron matices.

Pero ahora, necesitamos nuevas concepciones teóricas de lo sociopolítico, en las que todas las clases sociales, se pongan de acuerdo, no unas sobre otras. Porque somos siete mil millones y pico de seres humanos, porque tenemos que avanzar-vivir-existir-habitar en el sistema solar, porque no sabemos lo que nos encontraremos en la galaxia, o lo que la galaxia nos encuentre a y en nosotros.

Pero debo confesar, que este sueño-búsqueda-investigación-creación de nuevas concepciones teórico políticas, no he encontrado la solución que me satisfaga, tengo cientos de notas en la cabeza y bosquejos escritos –pero no la respuesta-. No tengo la capacidad-ingenio-invención-creatividad para hallarlo. Dejo el guante, porque quizás, usted querido lector-a, pueda hacerlo, porque lo que tengo claro, es que con los moldes griegos, geniales en su época, y durante siglos, no son válidos totalmente y actualmente, -y, tantos arreglos-matizaciones-arreglos que se han hecho, no son ya suficientes, ¿dónde estará este Einstein de la teoría política, habrá nacido o todavía no?-,  no sé si los hombres-mujeres serán capaces de sobrevivir con estos grandes esquemas-teorías-concepciones sociopolíticas mundiales que existen, tanto en Oriente como en Occidente, teniendo en cuenta que existen en este mundo cuatro mil lenguas, una veintena de grandes culturas-religiones-civilizaciones, doscientos Estados… ¡Paz y bien…!

https://museovirtualcuadernosdelamancha.wordpress.com © jmm caminero (02 dic. 2021-12 enero 2022 cr).

Fin artículo 2.854º: «Nueve revelaciones de Pilar Urbano».