El ayuntamiento de Fuengirola muestra su compromiso con las personas con autismo


Este programa de la Diputación Provincial tiene como objetivo crear en distintos puntos de la provincia espacios accesibles para quienes padecen esta afección y otras necesidades cognitivas

El Museo de la Ciudad se integra en este programa y cuenta ya con la placa identificativa de pertenencia al mismo

El Ayuntamiento de Fuengirola muestra su compromiso con las personas con autismo adhiriéndose a la `Red Espacios sin Barreras´ de la Diputación de Málaga. Este proyecto tiene como objetivo crear en distintos puntos de la provincia espacios accesibles para quienes padecen esta afección y otras necesidades cognitivas, impulsando acciones que permitan la inclusión de estas personas, facilitando una mejor calidad de vida de las mismas y de sus familias. El Museo de la Ciudad se integra en este programa y cuenta ya con la placa identificativa de pertenencia al mismo, tal y como ha dado a conocer hoy la alcaldesa Ana Mula, junto al diputado provincial, Francisco José Martín.

“Fuengirola es una ciudad abierta, integradora y amable en la que todos los ciudadanos tienen cabida. Desde hace años, desde mi equipo de gobierno buscamos que, Fuengirola, sea un municipio de todos y para todos. Por ello son muchas las iniciativas que venimos poniendo en marcha y que tienen como objetivo común crear una ciudad cómoda y transitable para todos: para quienes pueden moverse con plena autonomía y para quienes tienen alguna disminución física o sensorial”, ha hecho hincapié la regidora.

Así, ha destacado la alcaldesa, son diferentes las medidas que se vienen llevando a cabo desde el Ayuntamiento para que Fuengirola “siga siendo una ciudad accesible y libre de barreras arquitectónicas”, como la inclusión de  rampas de acceso y pasos rebajados en todos los proyectos de remodelación de calles; la creación de más aparcamientos reservados para personas con movilidad reducida; la playa adaptada de Las Gaviotas; tarimas de hormigón en todas las playas de la ciudad; duchas adaptadas en cada zona accesible; aseos autolimpiables perfectamente adaptados a lo largo del litoral; la incorporación de sistemas para personas con problemas auditivos en los auditorios municipales; cruces semafóricos adaptados a personas con discapacidad visual; y parques adaptados a niños con diversidad funcional, entre muchas otras.

El Consistorio ha dado un paso más en esta materia, ya que desde este momento, el Museo de la Ciudad forma parte de la `Red Espacios sin Barreras´. Por ello dispone de una placa acreditativa que cuenta con un código QR que remitirá al visitante a la página web www.redesespaciossinbarreras.es. En ella el usuario encontrará los establecimientos adheridos, el protocolo que justifica el proyecto, el documento de adhesión y todas las acciones que se implementen en cada uno de los espacios.

“Desde el Ayuntamiento de Fuengirola nos adherimos el pasado mes de diciembre a esta acción. Así, además de edificios o instalaciones públicas, como en nuestro caso, el Museo de la Ciudad, supermercados y otras superficies del municipio, que impliquen atención al público, pueden sumarse a esta iniciativa, a quienes animo a que se sumen a la misma. Para ello, se sensibilizará y formará al personal, se mejorará la accesibilidad, se incorporarán medidas de reducción de la estimulación sensorial y de mejora de las instalaciones para atender a estas personas”, ha explicado Ana Mula.

Además, la Diputación, junto con las asociaciones colaboradoras, ha elaborado un decálogo de buenas prácticas al que se accederá a través de la web www.redespaciossinbarreras.es (y a través del código QR en las placas) para el trato con personas con necesidades cognitivas.

Asimismo, el protocolo propone a los adheridos algunas medidas relacionadas con la accesibilidad cognitiva que implementarán en la medida de lo posible, como la identificación clara de ascensores, mostradores, o cajas; y proporcionar espacios de espera señalizados, disponer de pictogramas y fotografías que aporten información sobre los productos en venta en el caso de los supermercados.

También se propone modificar los niveles de estimulación sensorial reduciendo la intensidad del ruido ambiental o la reserva de horas silenciosas, acondicionar salas de espera a modo de refugio sensorial o la puesta en marcha de cajas preferentes sin espera.

Con la integración a esta iniciativa provincial, puesta en marcha junto a las asociaciones de Autismo Málaga, Autismo Sur y Edau, se cumplirían varios Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, entre ellos, destacan el tres, Salud y Bienestar, y el diez, Reducción de las Desigualdades.