Posicionar la marca en una red social para profesionales


Cualquier empresa debería valorar tener un perfil en LinkedIn por los beneficios que ofrece. En esta red social se encuentran muchos empresarios y directivos, por esta razón, podemos hablar de una herramienta ideal dentro de la estrategia de negocio B2B. Sin lugar a dudas, realizar una consultoría linkedin es muy recomendable para analizar la página de una marca y su gestión actual. Es la mejor manera de comprobar si se le está sacando el máximo partido.

Esta comunidad social de profesionales supera los 725 millones de usuarios y un 40 % de estos se conecta a diario. Por lo que es una buena opción para hacer negocios, relacionarse con profesionales con intereses afines y captar leads. Aunque, una de las claves de su éxito radica en el Social Selling.

Los beneficios de realizar una auditoría para tu empresa en LinkedIn

Tal como hemos indicado anteriormente, la orientación de esta red social es empresarial y profesional. Por lo tanto, conocer a los profesionales y directivos que forman parte de esas audiencias es muy interesante para cualquier negocio. Para ello, hay que optimizar el trabajo en esta plataforma y mostrar contenidos interesantes relacionados con la marca o una organización.

En más de una ocasión, las empresas emplean todo su esfuerzo, pero a pesar de ello, su comunidad de seguidores no crece. Se plantean por qué razón los contenidos no tienen suficiente interés o cuál es el motivo para no generar leads. Llegado a este punto, lo mejor es ponerse en manos de un profesional que pueda realizar un checking completo.   Esta es la mejor opción para analizar la página en profundidad y la comunidad de seguidores. También sirve para valorar los contenidos que se comparten, la frecuencia, los formatos que se utilizan, etc. El objetivo es encontrar la respuesta a todas esas dudas con la finalidad de que una marca esté bien posicionada en esta red social.

Los beneficios de tener un perfil en LinkedIn

El objetivo de esta red social es la rentabilidad empresarial, por dicho motivo, hay que saber utilizarla, ser constante y analizar los resultados. Solamente, si se realiza un buen trabajo, se pueden lograr beneficios. A continuación, vamos a enumerar algunos de los más importantes:

  • Tener mayor alcance. Si se tiene un buen perfil y se trabaja correctamente en esta red, las opciones para llegar a ese gran número de usuarios activos que se conectan a diario serán mayores.
  • Hacer networking. Otro de sus beneficios es poder generar sinergias con otros empresarios y cerrar negocios.
  • Comunicación directa. Los clientes pueden hablar con nosotros y manifestar sus opiniones y dudas.
  • Posicionar la marca. Es una forma de darle mayor visibilidad a cualquier empresa para posicionarse en el mercado. Por lo tanto, es una buena estrategia para trabajar el branding.

 

En definitiva, LinkedIn permite construir audiencias de calidad e implementar una estrategia de Social Selling para atraer nuevos clientes y generar más ventas. Solamente, si se consigue crear una relación duradera basada en la confianza podremos conseguir que el negocio crezca y tenga más garantías de éxito.